Según datos de diversos estudios e informes realizados en España, la realidad de las personas con el VIH en relación al acceso y la permanencia en el mercado laboral se caracteriza por un elevado nivel de desempleo que llega a superar el 50%.

Entre los factores que agravan esta situación no estarían ni la edad (el 63% de las personas con el VIH en España tiene entre 20 y 49 años, la época más productiva del ser humano) ni la falta de interés de la persona por trabajar (la mayoría querría conseguir un trabajo y por ello busca empleo).

Desafortunadamente la falta de información, los mitos, el estigma y la discriminación asociados a la enfermedad son los factores que imposibilitan el acceso al empleo de las personas con el VIH o su permanencia en los puestos de trabajo, ya que algunas de éstas han experimentado discriminación y rechazo. En España, según el estudio “Evolución de las Creencias y Actitudes de la Población Española hacia las Personas con VIH entre 2008 y 2012” de SEISIDA (Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida), el 25,8% de las personas encuestadas se sentiría entre algo y totalmente incómoda si algún/alguna compañero/a de trabajo tuviera VIH y el 23,7% trataría de evitarlo/a.

Por ello, desde la Coordinadora Trabajando en Positivo deseamos seguir contribuyendo a cambiar la imagen del VIH en el ámbito laboral con el fin de romper mitos y ofrecer información contrastada científicamente para que más personas accedan o mantengan su puesto de trabajo en condiciones libres de estigma y discriminación. Por tal motivo, con el apoyo de financiadores, empresas comprometidas con el VIH, sindicatos, organizaciones civiles, instituciones públicas, fotógrafos, periodistas, diseñadores y muchas personas más sensibilizadas ante esta problemática hemos lanzado la campaña: #Yotrabajopositivo. No discrimino.

Más información sobre la campaña