Un estudio reciente ha revelado que en torno al 72% de los jóvenes menores de 25 años desconocen la mayoría de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Esta noticia resulta bastante alarmante, ya que la desinformación, o falta de información, constituye una barrera muy grande a la hora de prevenir las ETS, e incluso de tratarlas.

En este editorial os queremos hablar del Virus del Papiloma Humano (VPH). Hasta hace unos años que apareció la vacuna preventiva, poco se hablaba de este virus. A pesar del revuelo y el debate que se generó, seguimos sin tener muy claro qué es, cómo se evita la transmisión y cómo se debe tratar.

¿Qué es el VPH?

El VPH es un virus que afecta el epitelio de la piel y mucosas humanas. El VPH no es un solo un tipo de virus, sino que hay más de 100 tipos que se clasifican por el riesgo que tienen de producir un tumor.

La mayoría de los tipos de VPH no causan ningún síntoma, otros pueden provocar verrugas o condilomas y los más agresivos pueden llegar a provocar cáncer.

El VPH puede pasar desapercibido hasta que llegue a desarrollar una infección o un tumor, de ahí la importancia de detectarlos a tiempo y llevar un control rutinario que nos ayude a prevenir problemas mayores.

¿Cómo se transmite?

El VPH se transmite principalmente por el contacto de la piel.

En los casos de transmisión sexual, el único método de prevención que se conoce es el uso del preservativo, si bien tampoco evita el riesgo de transmisión en el 100% de los casos, sí que se ha demostrado que ayuda a reducir la incidencia.

¿Cómo sé si tengo VPH?

Como hemos comentado antes, el virus puede pasar desapercibido en nuestro sistema, ya sea por la ausencia de síntomas, o porque se encuentre en zonas que no podemos ver: en el recto, el cuello del útero, etc. Y ahí es donde reside el problema, podemos tener verrugas o condilomas en nuestros genitales sin ni siquiera saberlo.

Para saber si tenemos el virus, es necesario hacerse una citología faríngea, rectal, vaginal, etc. Puedes acudir a tu médico de cabecera, centros de salud especializados en ETS o ginecólogos en el caso de las mujeres para realizar las pruebas y el diagnóstico.

¿Cómo se cura el VPH?

Actualmente, no existe un tratamiento para curar el virus del papiloma humano, aunque normalmente nuestro sistema inmunológico puede negativizar y reducir el virus en un plazo de 2 años.

El problema radica en los tipos de VPH que hemos mencionado antes y que tienen riesgo alto de provocar cáncer, de ahí la importancia de realizarse las pruebas y hacer un seguimiento.

Si tienes más dudas sobre el VPH u otras ETS puedes ponerte en contacto con el equipo experto de Imagina MÁS a través del correo electrónico salud@imaginamas.org o llamando al 91 508 47 32.

Por Javier Vázquez