Según los datos aportados por ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, se estima que en 2012 el número de personas que vivían con el VIH se aproxima a 35,3 millones de personas, de las cuales 50% son mujeres y 3,3 millones son menores.

En dicho año también se calcula que se efectuaron 2,3 millones de nuevas infecciones y fallecieron a causa del sida 1,6 millones de personas. Su principal vía de transmisión fue la sexual, seguida del uso de drogas inyectadas.

El área geográfica con mayor prevalencia de VIH fue, de nuevo, África Subsahariana; lugar en el que se concentra el 70% de los casos. Esta realidad castiga especialmente a los niños, ya que de los 3,3 millones el 80% reside allí.

Respecto a Europa Occidental hubo un total de 29.000 nuevos casos de VIH. De las personas diagnosticadas al menos el 11% tenían una edad comprendida entre los 15 y 24 años. Y la mayoría de los casos de las transmisiones son por vía sexual.

Podemos comprobar por tanto que en Europa el VIH afecta a población cada vez más joven y su principal transmisión es por prácticas sexuales desprotegidas.

Situación en España

Gracias a las campañas de diagnóstico precoz y a la eficacia de los nuevos tratamientos antirretrovirales los casos de sida en España se han reducidodrásticamente -aunque nuestro país sigue siendo uno de los países con mayor incidencia de sida en Europa Occidental-.

Día Mundial de Lucha contra el SIDA en España

No obstante, esta realidad no coincidía con una reducción en los casos de nuevos diagnósticos por VIH. Esta contradicción motivó la creación de un sistema de información de nuevos diagnósticos para poder conocer la actual situación de la epidemia.

Las Comunidades Autónomas envían datos al Centro Nacional de Epidemiología sobre el número de personas diagnosticas por VIH cada año y otra información relevante como sexo, edad, nacionalidad, nivel de CD4 o posible vía de transmisión.

En ningún caso esta información aparece ligada a nombre, apellidos o cualquier dato que permita reconocer o identificar al paciente, de acuerdo con la ley de protección de datos. Gracias a este sistema podemos conocer cómo esta incidiendo el VIH en la población y ajustar las medidas de prevención.

Estos son algunos de los datos más relevantes aportados por el CNE:

  • En todo el Estado a lo largo del 2011 se diagnosticaron 2.763 nuevos casos de VIH, la media de edad de las personas diagnosticadas era de 35 años. En España el VIH es una infección mayoritariamente masculina puesto que de los diagnosticados el 83% eran hombres. Entre las personas diagnosticadas en España el 37% correspondía a pacientes que procedían de otros países. Esta tendencia podría estar reduciéndose actualmente debido a la menor afluencia de personas inmigrantes a nuestro país.
  • Ante la cuestión sobre los mecanismos de transmisión en España podemos decir que la transmisión sexual fue la vía más frecuente, entre los cuales destacan los Hombres que tienen Sexo con otros Hombres, representando el 54% de los diagnósticos seguidos de Hombres Heterosexuales, con un 31%. Por último encontramos al grupo de personas consumidoras de drogas por vía inyectada (5%) cuya tendencia continúa reduciéndose. Sin embargo tiende a estabilizarse cuando nos referimos en aquellos casos en los que la transmisión es heterosexual y aumentar de forma evidente cuando nos referimos a los hombres que tienen sexo con otros hombres.
  • Este análisis nos permite conocer en qué estado se encontraba el VIH en el momento del diagnóstico debido al recuento de CD4. Bien, pues el 29% de los casos presentaban menos de doscientos CD4 en el momento del diagnóstico lo cual supone una inmuno depresión severa, un diagnóstico tardío que puede poner el peligro la vida del paciente y dificultar su recuperación. Dentro de este grupo de población el diagnóstico tardío o retraso diagnóstico afectó mayoritariamente a personas inmigrantes.

Situación en la Comunidad de Madrid:

La información que vamos abordar procede del registro de VIH/sida de la Comunidad de Madrid, que aporta datos actualizados hasta el 15 de octubre de 2013:

  • En Madrid se diagnostican cada año cerca de mil nuevas infecciones por VIH, de hecho entre 2007 y 2012 se diagnosticaron un total de 6.417 casos de VIH, el 83,7% fueron hombres, la media de edad fue de 35 años. El principal mecanismo de transmisión fueron las prácticas sexuales sin protección, el primer grupo lo encabezan los Hombres que tienen Sexo con otros Hombres, representando el 73,2% de los diagnósticos, frente al 14,8% de las personas que adquirieron la infección por vía heterosexual. La representación de personas consumidoras de droga por vía inyectada es bajo, siendo un 4,2%. De todos los nuevos diagnósticos de VIH el 46,5% corresponde a personas nacidas fuera de España.
  • En relación al recuento de CD4 en el momento del diagnostico encontramos que un 27,5% de personas tenían menos de 200 CD4 (con un mayor grado de inmuno depresión o enfermedad avanzada), un 45,8% tenían menos de 350 CD4 siendo, por tanto, susceptibles de recibir tratamiento frente al VIH. El retraso diagnóstico es mayor en mujeres que en hombres y aumenta con la edad de diagnóstico.

Casos de sida:

Gracias a los tratamientos antirretrovirales los casos de sida se han reducido considerablenete. Desde 2007 hasta diciembre del 2012 han sido diagnosticados 2.101 casos de sida, de los cuales un 80% son hombres, el 71% tenían entre 30 y 49 años. Encontramos que el 37% de los casos habían nacido fuera de España.

Los mecanismos de transmisión suelen ser más por vía sexual que consumo de drogas inyectadas aunque en el último año un tercio de las personas diagnosticadas con sida eran consumidoras de drogas intravenosa.

Entre los hombres nacidos en España, el principal mecanismo de transmisión fue el uso de drogas inyectadas. Sin embargo, en el caso de hombres nacidos fuera de España el mayor porcentaje corresponde a Hombres que tienen Sexo con Hombres (49,8%).

Respecto a las mujeres autóctonas el 50,9% corresponde al uso de drogas inyectadas, frente al 93,4% de los casos de mujeres foráneas, cuya vía fueron las relaciones heterosexuales desprotegidas.

Conclusiones:

Mucho se lee en los medios de comunicación sobre la vacuna terapéutica, los prometedores anillos vaginales protectores del Virus del Papiloma Humano y del VIH, así como de los microbicidas -inclusive medicamentos antirretrovirales que penetrarán en los repertorios del organismo para eliminar el virus-. Todo eso son líneas de investigación, pues actualmente no existe en el mercado ningún producto profiláctico más efectivo frente al VIH, y otras Infecciones de Transmisión Sexual que el preservativo.

Lo que sí está demostrado es que el tratamiento antirretroviral puede utilizarse de forma simultánea junto con el preservativo para aumentar aún más, si cabe, su eficacia. Una carga viral indetectable reduce considerablemente la transmisibilidad del virus. Por eso en la actualidad se están emprendiendo estudios que demuestren esta hipótesis en parejas gais, al igual que lo han hecho ya en parejas heterosexuales.

Puede que el futuro a medio plazo nos traiga avances al respecto ,pero a día de hoy estas noticias prometedoras pueden infundir falsas promesas y alimentar mayores prácticas de riesgo al vanalizar la realidad.

Actualmente el colectivo de hombres homo y bisexuales es el más vulnerable al VIH. Las ITS también afectan de manera directa, ya que tener una enfermedad de transmisión sexual no diagnosticada puede ser puerta de entrada para el VIH.

Es común en las consultas de centros especializados como el Centro Sanitario Sandoval (Madrid) recibir a pacientes coninfectados por el VIH y otra ITS. Muchos son los factores que influyen a que una persona tenga prácticas sexuales de riesgo, pero tal vez la que más afecte sea la desinformación y el silencio que envuelve al VIH.

Las personas con VIH no toman la palabra por miedo al rechazo, tan real como los datos que hemos presentado en este artículo. Se ven pocas campañas de prevención y parece que ninguna sea efectiva, se hace sexo pero no se habla de él. Mientras tanto nuevos hombres homo/bisexuales son diagnosticados por VIH, quienes enmudecerán de nuevo ante la noticia. Todos somos responsables de parar esta tendencia usando un preservativo en cada penetración, evitando la eyaculación en la boca, introducir un chequeo rutinario de ITS en nuestra vida al menos una vez al año, hablando de la salud sexual en sentido amplio, del placer, del orgasmo, sin riesgos.

En nuestras manos está poner freno al rechazo que afecta a las personas con VIH, hablemos de ello, planteemos las preguntas que nos ronden por la cabeza. Al igual que nosotros elaboramos un duelo para aceptar nuestra orientación sexual y salir del armario, las personas con VIH siguen un proceso similar. Las personas infectadas por VIH pueden disipar tus dudas y temores mejor que nadie. Habla con ellas, no las juzgues ni condenes. El colectivo LGTB en las décadas de los 80 y 90 luchó ferozmente, no sólo por la salud de sus integrantes, sino también por su dignidad frente al VIH/sida. Hoy parece que es una realidad incómoda de la que es preferible no hablar para no levantar la liebre de la discriminación. Cuando en realidadesta lucha se ganará cuando sumemos fuerzas desde la administración pública, el sector empresarial, las ONG, los medios de comunicación y la ciudadanía.