Este post pretende dotar de una información orientativa dirigida a familias con menores transexuales de cara a facilitar su acompañamiento a lo largo de su trayectoria vital, para abordar su desarrollo desde un enfoque integral y fortalecer un empoderamiento tanto de los niños/as transexuales, como de sus familiares  ante una sociedad que sigue caracterizándose por el desconocimiento y en muchos casos transfobia internalizada.

Hay muchas creencias injustificadas que se han de eliminar, como por ejemplo, que la transexualidad es un error de la naturaleza o una anomalía de la diferenciación sexual, simplemente formamos parte de unos flujos en la sociedad dinámicos, en los que se manifiesta la gran diversidad existente. Por lo que no parece tener mucho sentido esta antigua concepción de que son personas atrapadas en un cuerpo equivocado, sino de personas atrapadas en unos estereotipos y etiquetas sociales de cuerpos mal interpretados por la mayor parte de nuestra sociedad. Como podemos ver, todo esto correlaciona de forma directa con una sociedad que  continua siendo binaria, con categorías estáticas que no permiten ninguna flexibilidad.

Ante esta realidad las familias de estos niños/as no cuentan, en muchos casos, con las herramientas necesarias para poder confrontar  de una forma integral el desarrollo y acompañamiento en el desarrollo adecuado de la identidad  de género de los mismos, por lo que se van a citar de forma breve unas pautas que permitan dar una aproximación para un acompañamiento positivo de los mismos:

  • Es importante que las familias y contextos que tengan hijos transexuales tengan la información pertinente sobre asociaciones existentes que trabajan con este colectivo, para dotarles de información y asesoramiento, debido a la gran desinformación que sigue existiendo en la sociedad sobre todo lo referente al colectivo. También es importante, que a través de estos recursos les permita el acceso a personas que están pasando por circunstancias parecidas para que se sientan arropados y se facilite su empoderamiento.
  • Las familias deben tener acceso, además de información,  a herramientas  de confrontación que fortalezcan  el acompañamiento  a los niños/as en el desarrollo de su identidad, que les permita fortalecer su auto-concepto. Es importante destacar que la aceptación plena de la identidad de los niños y niñas transexuales va directamente relacionada con su grado de autoestima y con el desarrollo de sus competencias sociales y, por oposición, lo contrario les producirá daños psicosociales. De esta forma, cuando estos niños/as se encuentran en un estado de espera, no entendimiento o viéndose obligados a experimentar una trayectoria de desarrollo desde un prisma de identidad que no es el suyo puede llevarles a generar secuelas severas que les afecten al resto de su vida.
  • Las nuevas tecnologías pueden facilitar también el acceso de información por parte de familiares sobre recursos determinados, no obstante es un arma de doble filo, por lo que también se debe tener en cuenta el uso adecuado de estas herramientas.

¿Por qué consideramos que estos puntos son relevantes?

Porque los datos sobre este tema nos desvelan que hoy en día sigue existiendo  gran confusión sobre que significa ser transexual, porque sigue siendo necesario enfatizar en una mayor visibilidad a la sociedad sobre este colectivo, parece que de lo que no se habla no existe, y sobre sus necesidades reales, porque necesitamos ampliar contextos sociales que favorezcan el empoderamiento de este colectivo y que de una vez por todas tanto los familiares como los niños/as se sientan satisfechos y tratados de una forma normalizada, es decir, como cualquier otra persona en su día a día desde la identidad deseada que quieren llevar.