En enero, Israel  anunció a los ciudadanos transexuales que ya no era obligatorio someterse a la cirugía de reasignación de sexo para tener el cambio legalizado en sus documentos de identidad.

Nora Greenberg  y Ronit Liran, dos mujeres transexuales de Israel, presentaron una petición al ministerio del interior de Israel, oponiéndose a la necesidad de cirugía antes de cambiar las tarjetas nacionales de identificación. Nora y Ronit consiguieron esta «victoria» el pasado 18 de enero. Según informaron al diario israelí (Haartezs), ellas no encontraban la necesidad someterse a una cirugía de cambio de sexo, ya que otros países en el mundo, no tienen este requisito no indispensable. Las dos mujeres argumentaron con éxito que la política actual «se basa en una concepción errónea de fundamento y anticuado que los genitales equivalen a la identidad de género».

El cambio de documentación para las personas transexuales en Israel ha sido un avance importante y necesario para el colectivo, ya que cada persona tendrá que declarar oficialmente que están en transición y proporcionar una carta al registro de un profesional de salud.

El número de países que requieren la cirugía de reasignación de sexo ha bajado a 27 países, siendo Taiwán el último que ha cambiado sus normas.

Este es un tema muy delicado y personal para las personas transexuales que buscan cambiar sus documentos de identidad ya que el rechazo laboral, sanitario y jurídico, lo sufren diariamente muchas personas del colectivo y gracias a las nuevas leyes que han aprobado y todo el esfuerzo que hace una persona transexual por luchar por lo que quiere ser, ocurrirán menos casos de discriminación.

firma fiore