No voy a hablar sobre opresión trans en primera persona porque no la sufro. Pero puedo hablar sobre el privilegio cisgénero (el término cisgénero hace relación a la equivalencia entre identidad sexual diagnosticada desde el nacimiento e identidad y expresión de género). Nací mujer y me siento mujer.

Quiero hacer un listado de los privilegios que tenemos las personas cisgénero que deberían ser derechos universales extrapolables a cualquier ser humano. Lo hago con la finalidad de que la sociedad piense lo incomodas que os hace sentir con cosas que para ellos son tan básicas como las siguientes:

  • Lxs extrañxs no me preguntan como son mis genitales ni como mantengo mis relaciones sexuales.
  • Mi validez como hombre/mujer/humano no se basa en cuánto me he operado.
  • Cuando mantengo sexo con alguien por primera vez, no tengo que preocuparme por que no sean capaces de enfrentarse a mi cuerpo o por que se planteen su propia orientación sexual.
  • No se me excluye de los eventos que sean explícitamente para “hombres-nacidos-hombre” o para “mujeres-nacidas-mujeres”
  • No tengo que escuchar: “¿Así que te has operado?” o “Oh, ¿entonces en realidad eres un “hombre”? cada vez que salgo del armario como trans ante alguien.
  • No se espera que esté constantemente defendiendo mis decisiones médicas.
  • Lxs extrañxs no me preguntan cuál es mi “verdadero nombre” y luego asumen que pueden llamarme así.
  • La gente no me falta al respeto utilizando pronombres incorrectos incluso después de haberles corregido.
  • No tengo que preocuparme de que alguien quiera ser mi amigx o acostarse conmigo solo para probar lo modernxs que son.
  • No tengo que preocuparme sobre si podré encontrar un baño o vestuario seguro y accesible.
  • Cuando voy al gimnasio o a la piscina pública, puedo usar las duchas.
  • Cuando acabo en la consulta médica, no tengo que preocuparme de recibir la atención apropiada y de que todos mis problemas sean vistos como producto de mi identidad de género.
  • Mi seguro médico o la seguridad social no me excluye específicamente de recibir determinados tratamientos o beneficios a causa de mi identidad de género.
  • Cuando expreso mi identidad en mi vida diaria, no se me considera unx enfermx mental.
  • No se me exige que pase intensas evaluaciones psicológicas para poder acceder a mis derechos.

 

Si quieres algo que nunca tuviste, haz algo que nunca hiciste

¡OPINA, DEBATE, COMPARTE, CAMBIA TU REALIDAD!    

Urbana Trans e Imagina MÁS