De esto hay que hablar, no nos queda otra. Es parte de lo emocionante de haber nacido mujer, tenemos etapas biológicas, directamente relacionadas con la capacidad reproductiva, que cambian y nos marcan. Primero nos viene la regla, y nos podemos quedar embarazadas. Luego se nos va la regla, y no nos podemos quedar embarazadas. Simple y crudo como la propia vida.

¿Tiene sentido biológico la menopausia?

El otro día leía que las orcas y los elefantes son los únicos otros mamíferos que también experimentan la menopausia. Y es que lo de seguir viviendo sin poder reproducirse es una cosa que en principio parece ir en contra del fin último de las especies: reproducirse. Aunque este objetivo no sea tan certero en los humanos. La diversidad sexual es más diversa que nunca y cada vez son más las personas que deciden no dejar descendencia. ¿Estamos por esto desoyendo la llamada de la selva? ¿Es una respuesta poblacional lógica a la sobrepoblación planetaria?

Pero dejando a un lado los aspectos filosóficos, y centrándonos solo en los puramente biológicos que prácticamente obligan a los seres a perpetuarse, la menopausia podría entenderse como un lastre. Pues nada más lejos de la verdad. Resulta que, investigando a las orcas, se ha descubierto que las orcas más longevas y que además han perdido su capacidad reproductora, se convierten en elementos imprescindibles, pues su sabiduría y experiencia aportan un plus a la supervivencia del grupo. Entonces, aunque el individuo no pueda contribuir directamente a perpetuar su especie, si lo hace indirectamente. Es gracias a su madurez que su grupo de congéneres sobrevive.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia se da cuando una mujer lleva 12 meses seguidos sin menstruar. Una mujer va perdiendo óvulos según cumple años, y al llegar a una determinada edad, alrededor de los 40-50 años, los ovarios naturalmente comienzan a reducir la fabricación de hormonas sexuales, progesterona y estrógeno. Hasta que llega un momento en el que no fabrican más. La ausencia de óvulos y de aquellas hormonas provoca la infertilidad y algunos síntomas fisiológicos. Simple e imparable como la vida misma. Este gráfico y dibujo lo explican bien.

 

Y si eres VIH, ¿te afecta diferente la menopausia?

Hay estudios que sugieren que una mujer seropositiva puede llegar antes a la menopausia y notar más los síntomas. Puede que el virus, o cómo el sistema inmunitario responde a la infección, tenga un efecto sobre los ovarios o sobre la producción de hormonas que afecte al proceso menopáusico. De cualquier modo, estos estudios no son muchos, por lo que las conclusiones no se pueden tomar como definitvas.

Hay mujeres que eligen tomar tratamiento para reducir los síntomas de la menopausia, y aunque tienden a ser los mismos que para el resto de mujeres, si vives con VIH tienes que preguntar siempre a tu médico antes de empezar a tomar nada. La terapia antirretroviral funciona de igual modo en mujeres pre o post-menopáusicas.

Síntomas

El primer síntoma de la menopausia suele ser un cambio en los ciclos normales de tus periodos. Puede que se espacien más en el tiempo, o que tengan más flujo o mucho menos. Si sabes lo que esperar, será más fácil de llevar y de saber cuándo avisar. A veces las mujeres no están seguras de si lo que les pasa tiene que ver con el tratamiento para el VIH, con el propio VIH o con la menopausia en sí.

Los síntomas asociados a la menopausia más comunes, que pueden llegar a ser molestos, son:

  • Acaloramientos repentinos y cortos, usualmente en la cara, cuello o el pecho.
  • Acaloramientos nocturnos
  • Dificultad para dormir
  • Sequedad vaginal
  • Pérdida de interés sexual
  • Cambios de humor
  • Problemas de memoria y concentración

Lo que está muy estudiado es que las mujeres pierden densidad ósea con la menopausia, y en mujeres que viven con VIH esto puede ser más problemático porque parece existir una tendencia a padecer osteoporosis con mayor frecuencia. Lo mejor parece ser prevenir y cuidarse: dejar de fumar, hacer deporte moderado, alimentarse bien. Ya, las cosas simples que a veces son tan difíciles de hacer.

En resumen
  • Estate atenta a los síntomas y coméntale a tu médico si notas cosas inusuales.
  • Vigílate a ti misma: toma la costumbre de anotar tus ciclos menstruales si aun los tienes.
  • Lleva una vida lo más sana que puedas desde ya. ¡Pero siempre sin remordimientos!
  • Asegúrate de que tu médico te chequea la densidad ósea.
  • Habla, comunícate y exprésate. Tú eres tu mejor abogado y tu mejor médico.
  • Quiérete mucho.

Un abrazo, gracias por leer y ojalá esto te sirva de algo. Cualquier cosa que quieras preguntar o compartir conmigo:

x.albor@imaginamas.org

Y temas relacionados directamente con asuntos de salud:

salud@imaginamas.org

Referencias

VIH y menopausia

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3880754/

http://www.thewellproject.org/hiv-information/bone-health

http://www.aidsmap.com/Menopause-and-HIV/page/3117291/


AVISO A NAVEGANTES

Para mí una mujer es toda aquella persona que se sienta mujer. A su aire. Me vale que se sienta mujer todo el tiempo, o sólo durante el día, o sólo cuando se viste de determinada manera, o cuando está en la cama o sube una montaña. Por favor, inclúyete o exclúyete libremente.

 

Guardar

Guardar

Guardar

2
Comments
  1. Buenas tardes quiero saber sí una persona con vyh y en estos momentos esta tomando medicamentos no pos puede cambiarse de empresa sin ningún problema para seguir recibiendo la droga.o q se debe hacer

  2. Hola muy buenas,

    muchas gracias por escribir.

    Sobre lo que comentas, hay una clínica especializada en temas legales y VIH, son muy amables y te pueden ayudar. Es la clínica legal de la Universidad de Alcalá.
    Aquí puedes leer más sobre ellos

    http://derecho.uah.es/facultad/clinica-legal.asp

    Y a esta cuenta de correo les puedes escribir:
    clinicalegal@uah.es

    Abrazos y cualquier cosa me cuentas sin problema 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *