Antes que nada. Que quede claro que ser visible no es fácil. Y menos en España. Aunque no me quiero quejar de más, que podría estar en Rusia, y sería muuuucho peor. En fin, me están diciendo últimamente que no debería mostrarme como una enferma así públicamente. Que esto hay que llevarlo en secreto, que nadie tiene por qué saberlo. Lo último que me dijeron fue:

i-don-t-know-why-people-are-so-keen-to-put-the-det

«Nadie tiene por qué saber lo tuyo. Otra cosa que lo hiciera Freddy Mercury, que era famoso, pero tú…»

Pues he salido del armario aunque no sea famosa. Y no me puedo arrepentir. Aunque pueda afectar a mi carrera profesional. Aunque el otro día me diera cosa darle mi facebook al brasileiro guapo que acababa de conocer. Aunque a veces me de pereza volver al pueblo donde me crié.

Y es que admito que a veces me arrepiento de haber perdido mi súper-poder de invisibilidad. Y cuando me entran las debilidades, me repito mentalmente por qué he dado el paso adelante, tipo mantra para autoconvencerme de que está todo bien. O hablo con la santa de mi hermana, que es el mejor mantra del mundo y rápidamente me convence que he hecho lo correcto. ¡Cien millones de hurras por las hermanas del mundo!

Porqué soy vihsible:

  1. Por ti, que te acabas de infectar. Para que veas que la vida sigue, que podrás hacer todo lo que hacías antes. Que tu gente va a seguir estando ahí. Que te puedes quedar embarazada si quieres. Que la cosa se va suavizando y normalizando cada día más.
  2. Por mí, que me dolía el pecho. Porque no me atrevía a contárselo ni a mi propia madre. Por aportar mi granito de arena a la playa de la prevención. Que yo no tuve ninguna referencia, ni charla, ni nada. Para mi los condones se usaban para no quedarse embarazada. El VIH era cosa de homosexuales, prostitutas y usuarios de drogas. A la gente con VIH se lo notabas a leguas.
  3. Por ti, que lo del VIH te suena a lejos. Para que te suene a cerca porque cerca está. Aunque ya no te lo digan por la tele. Para recordarte que prevenir es tan fácil como usar preservativo y hacerte la prueba. Para recordarte que, como somos muchos millones de personas en el mundo, hay muchas otras  infecciones de transmisión sexual. De nuevo, la prevención en su esencia es simple: póntelo-pónselo. Aunque luego ramifique y haya mil visiones del tema.

En fin, porque estoy segura que cuanto más hablemos de esto, más efectiva y realista será la prevención. Menos nuevas infecciones habrá. Mejor viviremos la gente que vivimos con VIH.

Salir del armario es tu decisión, no hay varitas mágicas

Y acabo recordando que ser visible con lo que elijas es una decisión muy personal. Aunque personalmente me gustaría conocer más personas visibles y me encantaría ver alguna mujer famosa diciendo públicamente que es VIH. Pero entiendo que cada persona tiene sus propios demonios y situaciones. No hay una verdad absoluta. Aunque la visibilidad ayuda a la causa, las cosas como son. De esto puede que te convezca este artículo de Miguel Caballero muy bueno de leer y con un súper vídeo incluído. Miguel, compañero de batallas aquí en Imagina Más, es un revolucionario nada ortodoxo y, por cierto, una de las personas que más me ayudó a tirarme a la piscina.

Gracias a él y a toda la gente que a vuestra manera revolucionáis o pacificáis vuestras realidades.

Y gracias en general a este mundo tan loco y encantador en el que vivimos.

Abrazos superpoderosos

 

buceadora

Ya sé que no son gafas de piscina, pero son las que tengo, para el chiste valen 🙂

 

4
Comments
  1. Saludos Miguel:

    He estado leyendo tus post muy interesantes y sabes este último rompí en llanto,me recordó muchas cosas que viví.

    Pero sabes yo deje ese detalle por mi salud emocional mas por mi pareja que falleció,ya que la culpa fue dificil peto para que hacerme esas cuestiones dios lo juzgó y acepte la perdida y a la vwz empezar a caminar y a salir adelante hace 7 años hoy dia desde el año pasado me ha pasado de todo por un cambio de esquema pero estoy vivo y cada día le agradezco a dios por todo lo que he vivido,lo que me ha dado yblo que he pasado,no tengo empleo cuido a mis padres ambos recién operados pero tiempo al tiempo vendrán cosas mejores y jamas he dejado mís pasiones el volleyball y cocinar no ha sido una limitante mi condición de vida mis ganas de salir de este detalle han sido muchas pero eso depende de cada quien un amigo que tengo que supo de mi enfermedad y lo grave jamas me vio y ahora que lo vi mal fui lo exhorte y hoy dia ya se esta tratando y en el grupo al que acudo me lo ven bien pero como te comente aquí están en pañales y para satisfacción personal eso no conviene el detalle es ayudar sin esperar nada a cambio y a seguir adelante pero al final de camino vi tus posts y te conocí y ed lo que vale y veo que hay que seguir tus sueños y lo bueno es que voy por buen camino y tarde que temprano haré esto al 100 y con el. Afán de ayudar a la comunidad LBGTTS en todos su ámbitos no sólo de VIH pero es mi mayor razón y que venga lo mejor para ti un fuerte abrazo desde Tampico, Tamaulipas,México.

  2. Miguel Caballero

    Querido Juan Jesús:
    Tremendas pruebas que has tenido que sortear. Me alegra que ahora estés estable emocionalmente y hasta puedas ayudar a otras personas. Sí, lo importante es que el virus nos limite lo menos posible. Espero que tus padres se recuperen pronto. Te mando mucho ánimo y energía para que sigas dando pasos firmes. Un fuerte abrazo hasta Tamaulipas.

  3. Gracias tocayo por exponer tus palabras y tus pensamientos que muchas veces son también los nuestros, o nos sentimos muy identificados… yo también conformo una pareja sero-diferente. Y tampoco se exactamente como me infecté, ni encuentro el quien… y no he sido el rey del mambo muy a mi pesar… Aunque se que he tenido practicas de riesgo. Es difícil no encontrar la explicación y contarselo a tu interior con el relato de la historia con nombres y apellidos y caras, pero según pasa el tiempo eso deja de tener importancia…Cuando te diagnostican Vih+ y tras la cartarsis inicial, yo renací… personalmente, físicamente e intelectualmente… Muchas veces doy gracias a la vida…
    También tengo miedo entre las sabanas, y observo el preservativo a cada momento por si se hubiera roto… y espero con ansiedad los resultados cuando mi marido se hace analíticas… «Habra que aprender a llevarlo mejor»-Pienso siembre cuando empiezo a temblar…
    Con los seropositivos que conozco tambien ha salido el tema de como nos habremos infectado… y muy pocos reconocen como ha sido… muchas veces puede ser que el miedo o la vergüenza… Aqui en España sobre todo en algunas comunidades autónomas… hay mucho rechazo y miedo… poco a poco cambiaremos el estigma y dejara de serlo…

    Saludos desde España y un fuerte abrazo.

  4. Miguel Caballero

    Hola, Miguel! En el próximo post vamos a discutir qué queremos decir con «prácticas de riesgo» y cómo se calcula ese riesgo, porque no es un tema sencillo. De hecho, este post ya iba por ahí. Yo nunca consideré que estaba teniendo prácticas de riesgo, y me seroconvertí. ¿Qué es el riesgo, entonces? Me parece importante dejar atrás fantasías de la plena seguridad en la que muchxs estamos instaladxs. Como señalas, a todxs nos ronda esa pregunta de cuándo y cómo nos infectamos. Lo interesante es preguntarse por qué es importante o no para nosotrxs saberlo. Con respecto a los miedos que comentas al vivir en una pareja serodiscordante, pues totalmente identificado. Nos toca aprender a poner esos miedos en un lugar donde los tengamos bajo control, sin que interfieran en nuestra relación. Un abrazo fuerte y seguimos la conversación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *