Día 1 de diciembre, Día Mundial de la Lucha Contra el Sida y fecha que marcó un antes y un después en mi vida. Comencé a ser VIH positivo. Lo acepté y comencé una lucha en silencio en la que tuve muchos miedos, muchas dudas, en la que perdí a personas por el camino. Lagrimas, soledad, oscuridad y muchos más sentimientos que lograron que perdiera la confianza en mí mismo.

Hasta que dije basta y comencé a caminar con la cabeza alta, a pensar que no podía seguir viviendo así. Decidí que podía ayudar a muchas personas haciendo visible mi condición de VIH indetectable públicamente, en un concurso que marcó un antes y un después en mi vida.

Ahora vuelvo a ser yo, confiando en mí mismo, gritando al mundo que es hora de acabar con este estigma y que debemos informarnos.

Vuelvo a sonreír.

Trass

1
Comment
  1. Bravo juami!!
    Yo les conté mi condición de ser positivo a mi círculo hace ya muchos años. Casi desde el minuto 0. Y creo que tras 20 años el balance es positivo. Ahora todos saben que tener vih no es igual a estar acabado, puedes sobresalir en lo íntimo y en lo público como cualquier otro que no lo tenga.
    A pesar de ello seguimos estando acordonados socialmente por el miedo al contagio que nace de la desinformación, que muy comun.
    En este próximo año 2020, en el que a pesar de las previsiones de hace más de 10 años, no tenemos aún una vacuna, seguimos en la lucha, a cara de perro. !!Mucho animo y felicidades por haber llegado hasta aquí!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *