Las personas trans están discriminadas en prácticamente todos los ámbitos de su vida. Desde Imagina MÁS somos conscientes de esta situación y por eso hemos creado la campaña #IgualQueTu, para aportar nuestro grano de arena a un trabajo aún pendiente: la inclusión REAL de las personas trans. Por eso, hemos juntado a diferentes personas que van a seguir persiguiendo sus sueños y no los van a olvidar. Que a pesar de los obstáculos en el camino y entre tropiezos y caídas, caminan con la cabeza bien alta sin perder su meta ni su dignidad.

Os animamos a uniros a la campaña subiendo fotos o vídeos en vuestras redes sociales con el #IgualQueTu. Porque todxs somos únicxs, todxs somos diversxs y todxs nos merecemos tener los mismos derechos.

La igualdad comienza contigo ❤

1
Comment
  1. Sandra María Alvarez

    Dar el paso es muy duro, pero más duro es no dar el paso.

    Yo he sufrido transfóbia desde mi más tierna infancia, mi historia se repite por desgracia cada vez que hablo con otras chicas como yo y eso no debía de ser.
    Gracias a muchas asociaciones, Org…. A la lucha de muchas que incluso murieron, hoy en día la gente está más conscienciada de lo que es nuestro mundo personal.
    No tenemos que dejar de luchar, cuando uno deja de hacerlo todo se pierde, alguien dijo una vez que basta que los hombres buenos no hagan nada para que los hombres malos venzan, y eso es precisamente lo que tenemos que hacer, puede más la pluma que la espada.
    Mi vida cambió cuando de pequeña supe que no era una niña, si no un niño, todo porque había nacido con pene, con 10 años traté de suicidarme porque entendí que no podía tener un bebe cuando fuera mayor, que mis padres no me regalarían esa muñeca que tanto me gustaba, o que jamás podría ponerme un vestido como hacían mis amigas. A lo largo de mi vida la sociedad me enseñó que ser trans, ser distinto a lo establecido era malo, por ello traté de vivir una vida que no me pertenecía, traté de suicidarme muchas veces hasta que finalmente, casi lo consigo, fue entonces cuando me decidí salir del cascarón, no podía quedarme más viviendo esa vida de mentira.
    La vida me cambió tanto que nuevamente pensé en el suicidio, la familia entera me dio de lado, mis amigos de la infancia, todo el mundo salvo dos personas que apenas comprendían lo que estaba sucediendo, a pesar de todo, soy feliz. Hay que ser feliz a pesar de las adversidades, a pesar de todo no hay que hundirse y hay que seguir adelante, muchos ánimos y adelante con vuestra transición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *