Se conoce como negacionismo o disidencia del VIH a un conjunto de hipótesis contrarias a la evidencia científica en torno al VIH como causante del sida.

Los primeros casos de SIDA se reportaron alrededor del año 19811,2, y en 1983 se estableció la relación del VIH con el SIDA. Sin embargo, no mucho después algunas personas empezaron a negar la existencia del VIH y del SIDA. Estas personas formaron diversos grupos que persisten en la actualidad, y son conocidos bajo el término de “Negacionistas del VIH/SIDA” (NVS). Estos grupos han causado un gran daño a la lucha contra el VIH/SIDA. Talvez el ejemplo más representativo se haya presentado en 1999 cuando el presidente de Sudáfrica prohibió la entrada de antirretrovirales a este país, convencido de que no existía relación entre el VIH y el SIDA y que los antirretrovirales iban a causar más daño que la enfermedad, causando un estimado de 330.000 muertes. Asimismo, cada año miles de pacientes con VIH abandonan su tratamiento al ser convencidos por argumentos NVS.

Los grupos NVS

Las hipótesis de los negacionistas del VIH se pueden clasificar en tres grupos:

  • Las que niegan la existencia del virus.
  • Las que aceptan la existencia del virus, pero niegan que éste sea el causante del SIDA.
  • Las que aceptan la existencia del virus y afirman que éste fue creado por el hombre mediante ingeniería genética.

Con respecto a estas hipótesis, la ciencia responde:

  • Respecto a los NVS que niegan la existencia del virus: Actualmente no sólo es posible aislar al virus con poderosas técnicas que permiten obtener imágenes muy claras y detalladas del microorganismo, sino que existen técnicas tales como la Tomografía por Emisión de Positrones, la cual permite la inmunomarcación de proteínas del VIH, para “desnudarlo” y conocerlo más íntimamente; por ejemplo, para determinar el fenotipo del virus y la localización de los reservorios, es decir, los lugares donde se esconde el virus en el cuerpo y donde los antirretrovirales no pueden llegar.
  • Respecto a los NVS que aceptan la existencia del virus, pero niegan que éste sea el causante del SIDA: El segundo grupo de negacionistas afirma que el VIH no es la causa del SIDA, sino que otros factores, tales como la desnutrición, drogadicción, o incluso el miedo a padecer este síndrome, son los responsables. Si bien es cierto que han ocurrido casos en los que algunos pacientes que presentan inmunodeficiencia severa arrojan resultados negativos en las pruebas de detección del VIH, estos casos tienen otra explicación y de ninguna manera refuta el rol del VIH como agente causal del SIDA. En otras palabras, la infección por VIH conduce a una inmunodeficiencia, pero no todas las inmunodeficiencias son ocasionadas por infecciones con VIH.
  • Respecto a los NVS: que aceptan la existencia del virus y afirman que éste fue creado por el hombre mediante ingeniería genética: ¿Es posible que un grupo de científicos hayan diseñado en un laboratorio a este virus tan complejo? La respuesta es un rotundo no: El primer caso documentado de VIH en un humano ocurrió en 195913. En esa época era prácticamente inexistente la ingeniería genética, ya que no fue sino hasta 1968 que se descubrió la primera enzima de restricción, y no fue sino hasta 1972 que se obtuvieron las primeras moléculas de ADN recombinante. Además, los investigadores estiman el origen del VIH en África central a principios de 1900 debido, probablemente, a una transmisión interespecie del virus de la inmunodeficiencia del simio, el cual también produce inmunodeficiencia en primates como el mandril o el chimpancé.

El alto coste de la ignorancia

A pesar de su falta de aceptación científica, la negación de SIDA tuvo un impacto político significativo, especialmente en Sudáfrica bajo la presidencia de Thabo Mbeki. Los científicos y los médicos han advertido sobre el costo humano del negacionismo del SIDA, que desalienta a las personas seropositivas a utilizar tratamientos probados.

Los investigadores de salud pública atribuyeron de 330.000 a 340.000 muertes relacionadas con el sida, con otras 171.000 infecciones por el VIH y 35.000 infecciones por el VIH en los bebés, a la prolongada adopción del negacionismo del sida por parte del gobierno sudafricano.

Uno de los casos recientes más preocupantes de grupos de NVS se ubica en Rusia: Algunos rusos están convencidos de que el sida es un «mito» creado por los gigantes farmacéuticos occidentales para vender más medicamentos, una teoría que preocupa a las autoridades, confrontadas a una epidemia de consecuencias dramáticas. Más de 900.000 rusos son seropositivos y cada hora se registran diez nuevas infecciones, según las cifras oficiales. Durante los seis primeros meses del año, un promedio de 80 personas murieron cada día en Rusia por causas ligadas al SIDA, contra 50 diarias en 2016.

La interrupción del uso de tratamientos antirretrovirales también es una preocupación mundial importante, ya que aumenta potencialmente la probabilidad de que surjan cepas de los virus resistentes a los medicamentos antirretrovirales.

La información es poder, pero no toda la información es válida.

Equipo de la vida en rojo