Las personas migrantes en situación administrativa irregular en España no tienen acceso al sistema sanitario público gratuito los primeros tres meses que residen aquí (permiso de turista). Lo que no saben y, muchas veces, desde las instituciones tampoco, es que una vez pasan esos tres meses, al vencer el permiso de turista y quedarse en situación administrativa irregular, tienen acceso a él en la Comunidad de Madrid a través del código DAR.

Este código se tramitó a través de la Instrucción del SERMAS, del 14 de septiembre de 2015. Una vez pasados tres meses, con su pasaporte en vigor, el padrón actualizado y la declaración jurada de carecer de ingresos económicos, tienen acceso al sistema sanitario público con los mismos derechos y prestaciones que las personas cuya situación administrativa es regular. También tienen el descuento correspondiente en los fármacos cubiertos por la seguridad social. La única diferencia es no se tiene acceso a la tarjeta sanitaria física, sino que se informa del código CIPA (Código de Identificación del Paciente Autonómico).

Lo que ocurre es que la gran mayoría de estas personas no saben que tienen estos derechos ya que desde las instituciones no les informan y, en muchas ocasiones, desde el propio Centro de Salud no conocen de este código y se niegan a realizarlo o les realizan un código diferente a través del cual no tienen acceso a estos servicios (TIR).

Las personas que llevan 3 meses viviendo en España y están empadronadas en la Comunidad de Madrid tienen acceso al sistema sanitario público a través de este código, pero ¿qué ocurre con las personas que aún no lleven tres meses viviendo aquí y no tengan los recursos necesarios para pagarse un seguro médico o tengan la necesidad de acceder a farmacia hospitalaria?, ¿qué ocurre con las personas que no tienen posibilidad de empadronarse en Madrid por estar de alquiler sin contrato ni garantías?

La situación se complica con el COVID 19 ya que las personas con permiso de residencia o solicitantes de protección internacional a quienes les ha caducado sus tarjetas durante el estado de alarma o antes de este y han perdido la cita por la situación sanitaria, en muchas ocasiones, no les están dando de alta desde los centros de salud o se están negando a empadronarles, lo que le dificulta el acceso a la sanidad pública.

Debido a la paralización de citaciones de renovación, el Ministerio Interior llevó a cabo la Instrucción 9/2020. Esta instrucción concede una prorroga del permiso de residencia y de trabajo a las personas que estén en esta situación, pero nuevamente desde las instituciones en muchas ocasiones no conocen esta instrucción, por lo que les niegan el acceso. Por ello, muchas personas se ven obligadas a acudir a entidades que les apoyen y acompañen en estas situaciones.

El racismo y la xenofobia no es únicamente social, también es institucional. La sanidad pública debería ser para todes. Estamos hablando de derechos humanos. No se le debería negar a nadie, bajo ningún concepto, el acceso a la sanidad pública gratuita. No deberían importar más las vidas de las personas de un país que las de otro.

Si necesitas más información puedes escribirnos a inclusion@imaginamas.org o llamando al 91 032 11 99

Haz click aquí para obtener más información sobre nuestros servicios del área de igualdad

Natalia Izquierdo, trabajadora social

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *