Hace tiempo que Caitlyn Jenner dejó claro que quiere a Donald Trump en la Casa Blanca, y también que no escatimará esfuerzos en hacer campaña a su favor. La exatleta olímpica ha publicado un vídeo en su página de Facebook en el que acepta la invitación que Trump le hizo públicamente la semana pasada en una entrevista en la NBC: «Caitlyn Jenner puede usar el baño que quiera en mi cadena de edificios», aseguró el presidente.

Un guiño que se produjo al calor de la polémica ley de Carolina del Norte, que obliga a las personas transexuales a que utilicen el baño que coincida con el sexo de nacimiento. Trump se pronunció en contra de la medida, y le lanzó un mensaje a Jenner, convertida en icono del colectivo transexual y firme convencida de que el partido republicano es más favorable a los derechos de las personas transexuales que el demócrata. “Si tenemos la mala suerte de tener a Hillary como presidente, vamos a necesitar que esté de nuestro lado… Aunque no creo que lo esté. A ella no le podrían interesar menos las mujeres. Solo se preocupa por ella”, opinó en una ocasión.

Ahora Jenner recoge el guante, y publica este manifiesto en forma de vídeo titulado Bathroom Break (Pausa para ir al baño). En él, se la observa caminando por las calles de Nueva York y entrando a la Trump International Hotel and Tower de Manhattan. Pregunta por el aseo de mujeres al recepcionista del edificio del magnate, y accede a él sin ningún problema. El vídeo finaliza con un dardo de Jenner al otro precandidato republicano, Ted Cruz, que apoya la legislación de Carolina del Norte. Algo que supone un divorcio entre la exmedallista y el republicano, ya que Jenner había llegado a expresar su deseo de convertirse en “la embajadora tras” de Cruz, por quien sentía gran simpatía. Ahora, queda claro que el voto de Jenner será para Trump, y también sus esfuerzos por incrementar su popularidad.

https://www.youtube.com/watch?v=z4T9xB3pKAo

El vídeo de Jenner se enmarca en un momento especialmente convulso en lo que respecta la movilización de las estrellas en favor de los derechos de los gais, lesbianas, bisexuales y transexuales en Estados Unidos. Bruce Springsteen fue el último artista en levantarse en contra de las leyes discriminatorias de estados como Carolina del Norte y Misisipí, un boicot entre el que se encuentran empresas como PayPal y personalidades como el exjugador de la NBA Charles Barkley. A pesar de ello, Jenner, votante republicana desde hace años, siempre se ha resistido a aceptar que el partido fomente políticas discriminatorias contra el colectivo transexual, a pesar de que la mayoría de esas leyes se producen auspiciadas precisamente por los republicanos. «Ellos no odian a los gais o transexuales», ha repetido en más de una ocasión.