Abrir tu mente y salir de otro armario.

La vida tiene muchos caminos y cada camino tiene sus desafíos, a algunos les toca una cosa y otros otra, pero todos tenemos que seguir adelante. Mi gran reto ha sido el VIH, no la forma en la que el virus estaba afectando mi cuerpo, sino los estigmas que estaban en mi cabeza y acechando mi corazón. Reflexionando sobre el tema aprendí cosas que me han hecho más fuerte y valiente. En este punto de mi vida entendí que me apetece mostrar a todos lo que significa tener VIH. Para mí es: ser tú mismo, sonreír, estar sano, tener una vida maravillosa y llena de alegría, poder hacer todas las cosas que te hacen ilusión, ser una persona completa e igual que las personas que no tienen VIH y mucho más.

¿Qué me ha motivado ser visible?

Bueno, hay muchas razones, pero remarco tres:

  1. La muerte de mi primo este año. Murió de SIDA con 40 años en Rusia, mi país natal. Me da rabia que todo esto haya pasado por la vergüenza y los estigmas que siente la gente por reconocer y aceptar la enfermedad. Aunque vivimos en otro país tenemos un camino muy largo para cambiar las cosas.
  2. Las ganas de romper el estigma y normalizar la vida de gente que tienen VIH.
  3. Y por supuesto el apoyo de mi familia. Mi marido Nacho y mis amigos Alex, Javi e Ivan.

Espero que si alguien se ve reflejado en mi espejo, sirva para cambiar algo en el mundo. Luchar en contra de los estereotipos.
Se dice que a la gente la de miedo lo desconocido. en la mayoría de los casos el desconocimiento es falta de información. Mi deseo es que cada persona en este mundo dedique media hora a informarse sobre VIH, no será tan difícil dedicar tiempo a una tema tan importante. Así se erradicaría la ignorancia y podríamos salvar miles de vidas.

Con cariño y amor dedicado a todos quienes me apoyaron, me rechazaron, quienes están a mi lado o ya se fueron, quienes están en mi corazón para siempre y no están en este mundo ya, quienes han dedicado su vida para salvar la nuestra, quienes tienen VIH y quienes no, para todos vosotros.

 

0
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *