Tamara Adrián, profesora, abogada transexual y universitaria de 61 años de edad, asumió oficialmente su juramento de su cargo en la Asamblea Nacional de Venezuela el pasado 14 de enero del 2016.

Adrián, que fue presentada el año pasado, «La abogada de los activistas que luchan por la igualdad de las personas LGTBI en venezuela» , es la segunda funcionaria trans al ser elegida para una legislatura dentro de las Américas, de acuerdo con la Voluntad Popular de la población.

«Esto es una inspiración para muchas personas que pensaban que no era posible involucrarse en la política convencional,» –dijo Tamara Adrián.

«Estas noticias se espera motivar a las personas LGTBI postularse para un cargo en otros países», dijo en un comunicado de felicitación de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex , cuando ganó su elección en diciembre del año pasado.

«La elección de Tamara como la primera persona abiertamente trans a la Asamblea Nacional de Venezuela es una gran noticia para el país, la región, sino también a todas las personas trans en todo el mundo», dijo Helen Kennedy y Ruth Baldacchino, secretarios de la junta de la Asamblea.

«Las personas LGBTI siguen excluidos y discriminados en muchos niveles, y la representación política proporciona un espacio para una mayor visibilidad». «Los políticos electos como Tamara sirven de ejemplo a muchos más allá de sus contextos nacionales y este tipo de noticias se espera motivar a las personas LGBTI en postularse para un cargo en otros países y seguir su ejemplo».

La campaña electoral de Adrián no estuvo exento de desafíos. Se vio obligada a registrar su candidatura para un cargo legislativo bajo el nombre masculino que le asignó al nacer, ya que, «Sydney Morning Herald» informó que la ley venezolana prohíbe actualmente las personas trans cambiar legalmente su nombre y sexo en sus documentaciones.

Adrián representa Voluntad Popular , un partido político pro-LGBT centro izquierda progresista que tiene 14 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional de Venezuela. Voluntad Popular es parte de la Internacional Socialista , un consorcio mundial de organizaciones políticas socialistas democráticos.

Una activista política muy visible por los derechos LGBT en Venezuela, Adrián obtuvo un doctorado en Derecho Comercial en la Universidad Panthéon-Assas de París, y que también es profesora de derecho en la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Central de Venezuela, y la Universidad Metropolitana.

Después de viajar a Tailandia en 2002 para realizarse la cirugía de reasignación de sexo, Adrián hizo un llamamiento a la Sala Constitucional de Venezuela de la Corte Suprema de reconocer su identidad de género femenina en mayo de 2004.

Adrián es una de los políticos trans elegidas para un cargo político en las Américas. En 2012, Adela Hernández se convirtió en la primera persona trans para formar parte del Consejo Municipal de Caibarién, provincia de Villa Clara, en Cuba. Y, en 2014, Luisa Revilla Urcia se convirtió en la primera persona trans para formar parte de un consejo local en La Esperanza, en la provincia de Trujillo, en Perú.

Toda mi admiración!, y mi apoyo a Tamara Adrián por su gran cargo en la política venezolana y así luchar contra la discriminación de las personas transexuales y dar visibilidad al colectivo.

fiore firma