El VIH sale del armario

La campaña, dirigida por Joan Crisol, cuenta con cinco protagonistas, Xiana, Paloma, Jonathan, Juanmi y Andrei, quienes se convierten en modelos por un día. El objetivo es romper con el concepto de personas degradadas físicamente a causa del virus, imágenes ligadas en el imaginario colectivo a personas afectadas de sida en la década de los ochenta. Sin embargo, en la actualidad las personas diagnosticadas de VIH y en tratamiento antirretroviral tienen una esperanza de vida idéntica a la población general. No plantean graves problemas de salud, ya que mantienen el VIH controlado mediante tratamiento y controles médicos periódicos. No pueden transmitir el virus a sus parejas sexuales. Son personas completamente sanas con una infección crónica absolutamente controlada. 

Y esto es lo que los protagonistas de la campaña comparten con la sociedad a través de mensajes centrados en: 

  • La intransmisibilidad del virus gracias al tratamiento antirretroviral.
  • La reivindicación de que se puede tener VIH controlado y ser una persona sana. 
  • El papel de la visibilidad como estrategia para luchar contra la discriminación.
  • Las lecciones aprendidas y la resiliencia obtenida tras superar el diagnóstico.
  • La posibilidad de gestar bebes sanos y seronegativos gracias al tratamiento antirretroviral. 

Esta campaña invita a las personas con VIH a tomar la palabra con el fin de mejorar su calidad de vida y tratar de mitigar el estigma asociado a la infección responsable, entre otras cosas, del retraso en el diagnóstico con graves problemas para la salud de las personas seropositivas. Supone un firme compromiso por acabar con el VIH junto con el estigma que le acompaña. 

Únete a la campaña compartiendo tus fotos o vídeos con el hashtag #ElVIHSaleDelArmario

Paloma

Andrei

Xiana

Juanmi

Juanmi

Con el apoyo de: